26.3 C
Tenerife
jueves, mayo 30, 2024

Restaurar la economía en Libia será la forma más eficaz de fortalecer las instituciones y garantizar la estabilidad a largo plazo, «Mohamed Jamil Derbah»

Soldecanarias.net / Opinión / Portada / Política / Internacional

«Mohamed Jamil Derbah» Asesor internacional de varios países africanos

En la década transcurrida desde la caída de MuammarGaddafi, Libia ha sufrido dos guerras civiles y ha visto cómo empeoraban las condiciones de vida y aumentaba la injerencia extranjera. La ONU ha patrocinado numerosos debates, diálogos, paneles y otras iniciativas de paz que han sido cada vez más ineficaces.

Sus últimos esfuerzos se centraron en la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias que debían tener lugar a finales del año pasado, creyendo que era la única forma de resolver la tumultuosa transición política del país.

Sin embargo, mientras las milicias controlen vastos territorios y las facciones rivales consideren las elecciones como un juego de suma cero, es complicado garantizar que sean libres y justas o que se respeten los resultados, aunque no imposible y debemos tener en cuenta a Saif al Islam como factor aglutinante, como peso político indiscutible, la gran baza para que cuando se celebren elecciones, acceda a la presidencia y con ello el cambio fundamental, la Libia que todos aspiran a tener.

Y en este camino ha sido sorprendente la alianza de Bashagha con el este como una oportunidad para lograr reformas significativas que podrían estabilizar el país a largo plazo. Bashagha es una poderosa figura de Misrata, con estrechos vínculos con otras tribus occidentales, y también fue ministro del Interior del gobierno con sede en Trípoli.

Las potencias extranjeras implicadas no parecen hostiles a él y podría ser un compromiso aceptable para ambas partes.

Con Libia de nuevo dividida entre dos gobiernos rivales, la ONU debería tener cuidado de no repetir los mismos errores de 2015.

En lugar de centrarse obstinadamente en la creación de un gobierno centralizado y en la celebración de elecciones lo antes posible, la ONU debería centrarse en limitar la influencia de las potencias extranjeras y de las milicias, crear un Estado federal y mejorar el nivel de vida. El federalismo proporcionaría una mayor autonomía a las tres regiones históricas de Libia y podría ayudar a reparar las divisiones sectarias.

Si las elecciones dejan de considerarse un juego de suma cero, será más fácil que las facciones rivales respeten los resultados. Además, Libia es un país rico en recursos con una población relativamente pequeña de poco menos de siete millones de habitantes. Facilitar una mayor cooperación entre el este y el oeste en materia de producción de petróleo podría mejorar drásticamente el nivel de vida.

Restaurar la economía será la forma más eficaz de fortalecer las instituciones y garantizar la estabilidad a largo plazo.

Artículos Realacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Redes Sociales

3,912SeguidoresSeguir
21,800SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad